INVITAMOS A LOS PARTIDOS POLÍTICOS ANDALUCES A QUE APLIQUEN UNA `ETICA GLOBAL´ QUE INCLUYA A LOS ANIMALES

CARTA PARTIDOS POLÍTICOS ANDALUCÍA imagen.jpeg

 

ATEA ha hecho llegar a todas las formaciones políticas que –según los sondeos– conformarán el próximo Parlamento andaluz una carta, en la que se vierten una serie de reflexiones respecto a nuestro comportamiento con los animales y la responsabilidad que adquieren los representantes políticos al ser elegidos también en este ámbito.

En tal sentido, lamentamos no haber encontrado nada sustancial a favor de los animales en los diferentes programas: ni siquiera en los de aquellos partidos que, al parecer, se van a hacer un hueco parlamentario por primera vez. Es esta una ausencia que nos preocupa, y que también debería preocuparles a ellos, pues parece claro que todo cuanto tenga que ver con el maltrato animal –y, subsidiariamente, con la inacción política para evitarlo– cuenta para cada vez más gente a la hora de la elección. Entendemos que no percatarse de ello supone en la práctica cierta torpeza estratégica.

En nuestra misiva incidimos en los que con toda probabilidad sean los pilares argumentales del animalismo. Por un lado, que “todos los sufrimientos son iguales” (en cuanto que indeseables para la víctima, con independencia de su especie biológica). Por otro, que la empatía debe presidir todo comportamiento ético, pues solo así ejercitamos y ponemos en valor nuestra humanidad.

Los y las candidatas tienen permanentemente en la boca una serie de coletillas y expresiones discursivas, entre las que destaca la de la [supuesta] necesidad de una “regeneración democrática”. Pues bien, y asumida dicha urgencia, en ATEA creemos que en esa “regeneración” han de hacerse un hueco los animales, por cuanto son ellos quienes sufren como los demás el día a día: antes, durante y después de la crisis. No se trata de ningún capricho espontáneo, sino de la aplicación de una elemental justicia.

Asimismo, les recordamos a quienes en breve serán “sus señorías” que perdemos buena parte de nuestra autoridad moral para reivindicar derechos propios cuando al mismo tiempo despreciamos los ajenos (los de los animales, por ejemplo). ¿Serán capaces de entenderlo? Estamos seguros de que sí.

Para finalizar, solicitamos a los partidos que nos trasladen su opinión al respecto, pero que no necesariamente lo hagan ahora, en plena vorágine de campaña, sino después de haberse asentado el Parlamento. Pues es entonces, puesto cada cual en su sitio, cuando tienen que empezar a trabajar en la materia. Quedamos a la espera.

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo a los animales


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top