SOLICITAMOS AL GOBIERNO VASCO QUE PROHÍBA EL USO INDISCRIMINADO DE MATERIAL PIRITÉCNICO

PERRO COHETES imagen

 

ATEA ha remitido al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco una solicitud formal para que se restrinja al máximo, o incluso se prohíba, el uso indiscriminado de material pirotécnico por parte de personas no cualificadas para su manejo.

Sabido es que, con motivo de diversas festividades, y de manera muy especial durante la celebración del Fin de Año, un sector de la ciudadanía –aunque no desde luego mayoritario– adopta un comportamiento que afecta seriamente a personas, animales y mobiliario público, llegando a darse casos (además de las consabidas molestias) de graves incendios, extravíos y desgracias personales. Durante la primera madrugada del presente año, varios edificios de la localidad guipuzcoana de Pasaia debieron ser evacuados y algunos de sus vecinos realojados, debido al incendio provocado por el lanzamiento de las consabidas bengalas. No estamos hablando de lo que pudiera ser un simple "capricho" de los animalistas, sino de un verdadero problema de comportamiento social, si tenemos en cuenta el [incomprensible] aumento en varios de sus factores, como son la franja horaria y la potencia de los artefactos empleados. Se trata, por tanto, de garantizar una calidad de vida a la ciudadanía también en fechas señaladas. Simplemente no es de recibo que miles de gamberros se lancen al toque de las campanadas al lanzamiento de objetos explosivos por balcones y terrazas, en plena calle o en parques y jardines, sin el menor respeto por el descanso de sus conciudadanos, sean estos humanos o animales, lo mismo da, pues, que se sepa, el mismo grado de padecimiento es por igual percibido en unos y otros (salvo que se demuestre científicamente lo contrario, cosa que no ha sucedido hasta ahora).

No sería una mala noticia que en Euskadi quedase prohibido el uso indiscriminado de petardos, bengalas, bombas pirotécnicas y, en general, todo material de similar naturaleza, por apuntarnos también en este campo a la modernidad y al progreso social. Pensemos, por ejemplo, que dicho comportamiento puede llegar a ser objetivamente mucho más lesivo que fumar en determinados espacios abiertos, propuesta de prohibición que acaba de tramitarse por el Ejecutivo para su aprobación por el Parlamento. Si sus promotores hablan en términos de “nuevas realidades” y de “salud pública”, creemos que por parecidos –si no idénticos– motivos debe asumirse nuestra solicitud.

“Algún perro se ha llegado a arrojar desde el balcón en Nochevieja por los petardos”

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo los derechos de TODOS los animales


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top