SOLICITAMOS UNA REUNIÓN CON LA DIRECTORA GENERAL DE EiTB PARA TRATAR EL REITERADO MALTRATO ANIMAL EN LA TELEVISIÓN PÚBLICA VASCA

FOTO WEB etb

ATEA ha solicitado por carta a la Directora General del ente público EiTB un encuentro para tratar el reiterado maltrato que se da en la televisión vasca a los animales: en concreto, en el concurso El Conquistador del Fin del Mundo. En efecto, hemos constatado que en al menos dos de los capítulos de esta nueva temporada algunas de las pruebas resultaron letales para ranas, gusanos, peces, crustáceos o lepidópteros, entre otros.

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo los derechos de los animales

Consideramos que, aunque la grabación de dicho programa se realiza fuera de Euskadi, no es de recibo que en pleno siglo XXI se recurra a la violencia gratuita contra inocentes para dotar de contenidos a un programa de televisión. Con toda probabilidad nunca estuvo justificado dicho comportamiento, pero aún menos lo está hoy, cuando tenemos a nuestra disposición un listado casi infinito de recursos técnicos y logísticos. Es por ello que barajamos la posibilidad de que se trate en realidad de una obsesión enfermiza de la productora o del mismo presentador, Julián Iantzi, pues ya ha dado este clara muestra de una preocupante falta de empatía cuando de animales se trata. No se comprende si no cómo es capaz de asistir impertérrito a las citadas pruebas con la mejor de sus sonrisas, sazonando sus comentarios con [supuestas] gracietas mientras los animales agonizan malheridos o descuartizados.

Pero no estamos ante nada nuevo. ETB tiene labrada una siniestra biografía por cuanto al maltrato animal. Hace algunos años se distinguió por instigar a un grupo de perros para que atacaran a una aterrorizada vaquilla durante un programa de similar corte, por lo que fue advertida desde ATEA de que se interpondría la correspondiente denuncia de continuar por esa vía. Solo un acuerdo ciertamente “creativo” consiguió evitarlo. Sin embargo, vuelve a las andadas, y no desaprovecha ocasión para cometer tropelías con seres inocentes que desde luego participan contra su voluntad. Lo grave del asunto es que los animales “no pasaban casualmente por allí”, sino que fueron capturados y manipulados para tal fin y ejecutados con alevosía ante las cámaras. No es este, por descontado, un comportamiento propio de una sociedad éticamente avanzada, y más si cabe de una televisión que paga a escote la ciudadanía.

Consideramos que dichas imágenes dañan muy seriamente la imagen de Euskadi como sociedad, y no digamos ya los intereses básicos de las víctimas directas, entre los que destacan –mientras no se demuestre lo contrario–el interés por la integridad física y por la vida.

En el escrito trasladamos a la Sra. Maite Iturbe nuestro convencimiento de que ella, como hace de hecho el ciudadano común, asume que los animales evitan en la medida de sus posibilidades toda fuente de dolor, por cuanto para ellos resulta tan indeseable como para nosotros mismos, las personas. Esperamos ver confirmado este convencimiento en el encuentro.

SECUENCIA 1

SECUENCIA 2

 


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top