INTERPONEMOS UNA DENUNCIA CONTRA EL SINDICATO AGRARIO ASAJA POR SOLTAR VARIOS CONEJOS DURANTE UN ACTO REIVINDICATIVO EN PLENO CENTRO DE VALLADOLID

Nuestra asociación ha denunciado ante el Ayuntamiento de Valladolid al sindicato ASAJA (ASociación Agraria de Jóvenes Agricultores), quien el pasado 28 de febrero organizó un acto de protesta ante la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, sita en una céntrica calle de la ciudad, soltando durante el acto al menos media docena de conejos, que huyeron despavoridos debido a su estado de estrés, agudizado este por el lanzamiento de potente material pirotécnico por parte de los responsables de la concentración. Además de someter a los animales a una evidente situación de angustia y estrés injustificado, los convocantes generaron un escenario de objetivo peligro vial.

 Si deseas que sigamos luchando contra el crimen organizado, APÓYANOS.

Entre las muchas reflexiones que pueden inducir los hechos denunciados, se nos ocurre que quizá la más sustancial es la que refiere al egoísmo tanto del sindicato convocante como de los propios participantes, quienes asumieron el acto desde la [en principio legítima] defensa de sus intereses (a no verse afectados por una determinada situación), mientras ellos mismos afectaban a los intereses más elementales de otros, lo que sin duda hace que su autoridad moral para según qué reivindicaciones se ve cuando menos seriamente atenuada.

En el texto de la denuncia se recuerda al alcalde la existencia de diversas normativas proteccionistas, y no solo de rango autonómico, sino propiamente municipal, que en su articulado prohíbe el uso de animales en “actividades de propaganda o exhibiciones en la vía pública”.

ATEA trató por todos los medios de interponer la denuncia mediante correo electrónico (tal como hacemos con frecuencia ante las entidades consistoriales), encontrándonos con toda suerte de dificultades y trabas por parte del Registro Municipal, por lo que nos hemos visto en la sorprendente obligación de tener que remitir el documento por correo ordinario certificado.

Nuestra organización desea aprovechar esta tesitura para recordar a la sociedad una evidencia: que los animales no son cosas u objetos al servicio de la comunidad humana, y que están por el contrario condicionados por intereses tan razonables como no experimentar sufrimiento ni psíquico ni físico, así como su contrario, es decir, razonables grados de bienestar. Es por ello que no todo vale a la hora de reivindicar derechos propios, por muy plausibles que sean estos en su fondo.


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top