EL SÍNDICO DE VITORIA AVALA A ATEA Y RECOMIENDA AL AYUNTAMIENTO QUE PROHÍBA EL USO DE MATERIAL PIROTÉCNICO EN NAVIDADES

El Síndico de Gasteiz (única figura defensora del ciudadano en Euskadi) remitió al Ayuntamiento de la ciudad días antes de que dieran comienzo las fiestas navideñas una Recomendación formal para que desde Alcaldía se dicte un Bando limitando el uso de artefactos pirotécnicos por particulares al primer cuarto de hora del año. El Síndico hace suya de esta forma la solicitud formal enviada por ATEA a los tres primeros ediles de las capitales vascas, donde se les instaba a limitar el horario de lanzamiento de petardos y artefactos similares con motivo de la tradicional celebración de año nuevo, dado que la duración del uso descontrolado de arsenal pirotécnico se ha visto ampliado de forma incomprensible y absurda durante las últimas ediciones. En efecto, mientras hace no tanto lo habitual era que se recurriera a dicho material durante la hora posterior al cambio de año, en la actualidad dicho comportamiento se alarga hasta más allá del amanecer.

Debido a su especial capacidad auditiva, el estallido de petardos y similares supone una auténtica tragedia para no pocos animales –de manera particular perros, y con toda probabilidad fauna silvestre urbana–, derivando en crisis de pánico y huídas (algunas irreversibles, con desapariciones definitivas, con la tragedia que ello supone para sus familias humanas, y por descontado para ellos mismos). Cabe destacar que a raíz de hacer pública nuestra petición, numerosos ciudadanos se han dirigido a esta asociación para expresarnos su apoyo, por padecer junto a sus animales dicha situación, manifestando además que es mucha la gente que desaprueba el uso indiscriminado de pirotecnia por particulares, debido a su manifiesta molestia.

 Si quieres que noticias como esta sigan produciéndose, pincha AQUÍ.

En tal sentido, se da el caso referencial de que, formando parte del último Bando con motivo de las pasadas fiestas patronales de agosto (en su punto 8), quedaba prohibida, “salvo autorización expresa”, el uso de petardos y elementos similares, aludiendo al hecho de “producen general sobresalto e incomodo”. Siendo así, considera el Síndico en su resolución que “Si este criterio es válido para las fiestas patronales de la Virgen Blanca, en estricta congruencia debe serlo también para las fiestas navideñas y de año nuevo”. Es por ello que a continuación recomienda al Sr. Alcalde “la promulgación de un Bando navideño que exprese los sentimientos propios de estas fiestas tan arraigadas en nuestra conciencia colectiva con los recordatorios de interés y PROHIBA el uso de elementos pirotécnicos con carácter general durante estas fiestas, con la única excepción del momento simbólico que marca el tránsito entre el viejo y el nuevo año, entre las 24:00 horas y las 0:15 de la madrugada del día 31 de diciembre al 1 de enero”.

ATEA acoge con plena satisfacción la Recomendación de la Sindicatura gasteiztarra, pues es de obvia consideración que el escenario descrito tiene una fácil solución, al entender que bien pueden conciliarse los derechos de todas las partes implicadas (tanto los competentes a las víctimas como los de los ejecutores), limitando al máximo mediante bando formal el horario de celebración pirotécnica. En triste contraposición, ATEA lamenta la pésima educación –que por lo que se ve no entiende de ideologías– de sus representantes políticos, quienes en ninguno de los tres casos aludidos se han dignado siquiera acusar recibo de nuestra solicitud, lo que da idea de cuán lejos queda aún la decencia política que se supone a toda persona elegida en comicios, las mismas que nos regalan sus mejores sonrisas y parabienes durante las tediosas campañas electorales.


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top