DENUNCIAMOS ANTE EL AYUNTAMIENTO DE ARNEDO (LA RIOJA) EL ESTADO DE DESAMPARO DE NUMEROSOS PERROS

Se ha interpuesto ante el Ayuntamiento de la localidad riojana de Arnedo una denuncia por la situación de desamparo en que se encuentra un nutrido grupo de perros localizados en diversos puntos del municipio.  La denuncia se basa en el incumplimiento tanto de la normativa autonómica (Ley 2/2000) como de la propia Ordenanza Municipal Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales de Compañía, aprobada en sesión plenaria a mediados de 2004. El primer texto advierte de la prohibición de “…mantenerlos en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario o inadecuadas para la práctica de los cuidados y la atención necesarios que exijan sus necesidades etológicas, según raza y especie” [Artículo 2.2]. En similares términos se expresa la Ordenanza, que además advierte: “No se permitirá tener animales de forma permanente en viviendas, cuevas o locales deshabitados” [Artículo 7.2]

Si deseas que sigamos luchando por los animales, APÓYANOS.

Entendemos que la documentación gráfica (fotografías y vídeos) adjuntada a la denuncia evidencia que los lugares donde se encuentran dichos animales no cumplen las exigencias legales, por cuanto se trata de espacios por completo inadecuados para los perros en general, animales como son de naturaleza amistosa, que habiendo sido objeto de un largo proceso de domesticación de miles de años, se encuentra supeditados a la comunidad humana, y de ella requieren la consideración y los cuidados necesarios, que desde luego en ningún caso pueden ser, a nuestro juicio, la condena perpetua a permanecer en recintos caóticos compuestos en algunos de los casos por tablones y reja metálica, y en otros por somieres y toda suerte de artilugios de la más diversa procedencia, y que dejan a sus residentes en un estado de absoluta vulnerabilidad frente a terceros, pues resulta materialmente imposible ejercer sobre ellos la adecuada vigilancia (situación prevista en el apartado sancionador la Ley (Artículos 34.e y 34.j). Se le recuerda al alcalde en la misiva que los perros tienen necesidades emocionales –a ello sin duda se refiere el texto legal cuando menciona sus “necesidades etológicas”–, necesidades que no difieren en lo fundamental de las nuestras, como por ejemplo las que conciernen al afecto y a la pertenencia a una familia emocional. Se solicita igualmente en el texto que se verifique si los animales se hallan debidamente identificados.

Como reflexión genérica, ATEA considera que el incumplimiento de la normativa por parte de las distintas administraciones competentes en materia proteccionista –constante y consciente en la mayoría de los casos– socava la verdadera esencia de la democracia y el Estado de derecho, por  cuanto este pierde autoridad para exigir a sus ciudadanos que las cumplan en su conjunto. Es por ello que esperamos la oportuna diligencia por parte del consistorio en los hechos que se narran, para que de esta forma sus víctimas reciban el trato que de verdad merecen, y que no es sino el que cualquiera de nosotros desearíamos.

VÍDEOS

 http://www.youtube.com/watch?v=TL5hCFeJAYo

 http://www.youtube.com/watch?v=FYkhX-EgvIA&feature=related

 


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top