LE DECIMOS “NO” A LA FEDERACIÓN DE MUNICIPIOS DE CATALUÑA

SACRIFICIO CATALUÑA imagen

 

ATEA ha remitido una carta a la Federació de Minicipis de Cataluya (FMC), tras solicitar esta a la Generalitat que permita el sacrificio sistemático en los albergues de recogida de animales abandonados. Dicho sacrificio (con la salvedad de casos extremos e individualizados) se encuentra prohibido por ley desde 2008, pues se entendió entonces que la administración no puede dedicarse a “rematar” a la víctima previamente abandonada en la más absoluta impunidad. Sería como aplicar una doble condena (con la particularidad añadida de que la sufren inocentes). Los ayuntamientos justifican esta [criminal] solicitud alegando que no pueden soportar económicamente la manutención de tantos residentes, realidad agravada por la dura crisis monetaria que padece el país desde hace años, y que ha hecho que, por un lado, se abandone más, y que, por otro, se adopte menos.

Pero la cuestión esencial es que no podemos hacer pagar a unos pobres desdichados una situación que ha sido creada por humanos: los mismos que no han puesto en marcha las medidas oportunas para que esta terrible realidad comience a decrecer. No se comprende cómo es posible que tres décadas después de la famosa campaña del Él nunca lo haría el número de abandonos continúa siendo similar o incluso superior. Y decimos aquí que “no se comprende”, cuando la verdad es que se entiende a la perfección. Las administraciones competentes jamás –tampoco en época de bonanza– han implementado las medidas necesarias para ello, a pesar de que desde los colectivos animalistas se les han ofrecido (¡gratis total!) una y mil veces diversas soluciones, que juntas harían imposible la pervivencia de dicho fenómeno: protocolo eficaz de identificación, castigos ejemplares al que abandona, prohibición de criaderos, fiscalización de la compraventa entre particulares… Todo ello responde al más elemental sentido común, y sobre todo a una lógica de solidaridad y justicia. Pero los ayuntamientos que ahora piden volver a sacrificar han mirado hasta ahora –y lo siguen haciendo– para otro lado, con lo que ello les descalifica desde una perspectiva moral como gestores de lo público. ¡Se necesita tener muy poquita vergüenza!

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo los derechos de los animales


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top