ATEA SOLICITA EXPLICACIONES AL AYUNTAMIENTO DE BADAJOZ SOBRE LA GESTIÓN DE LA “PERRERA”

ATEA ha dirigido una carta al alcalde de Badajoz, Miguel Ángel Celdrán, en la que le expone su preocupación por las noticias que casi a diario informan sobre el sacrificio sistemático de animales en el Centro de Recogida de Animales Abandonados (lugar conocido popularmente con el horrendo nombre de “perrera”), así como de las frecuentes muertes de otros enfermos, sin que reciban al parecer una elemental asistencia veterinaria. Las cifras resultan estremecedoras: ¡más de mil al año! 

Si deseas que sigamos luchando por los animales, APÓYANOS. 

Por ello, ATEA traslada en su misiva al alcalde una serie de reflexiones genéricas sobre el trato que de verdad merecen nuestros compañeros animales, pues de ser ciertas dichas noticias en algún grado, desde luego no correspondería el escenario al que se supone debe prevalecer en Europa y en pleno siglo XXI. Ciertamente, una sociedad que se autotitula “progresista” no puede permitir la muerte activa sistemática de quienes precisamente necesitan lo contrario, es decir, toda la consideración y solidaridad posible, tras haber sido víctimas del abandono y la desatención. No creemos estar abrazando ninguna entelequia al recordar que los humanos deberíamos hacer por los demás lo que en realidad deseamos que hagan por nosotros. Se trata de la puesta en práctica de la empatía en toda su expresión, que como tal no puede discriminar entre especies, géneros o clases sociales. Porque nuestros amigos perros y gatos merecen algo mejor que la despreocupación y el abandono, y menos aún que una administración pública acabe por rematarlos en su inmensa desgracia. 

En la Comunidad Autónoma de Extremadura rige desde hace años una normativa genérica en tal sentido: la Ley 5/2002, de 23 de mayo, de Protección de los Animales, cuyo texto, desde sus primeras líneas, reconoce “La creciente sensibilización de los ciudadanos extremeños por la protección de los animales, en concordancia con la existente en las sociedades más avanzadas…”. Con toda probabilidad así es, y ello nos lleva a recordar al primer edil que son precisamente las distintas administraciones públicas quienes deben liderar y servir de ejemplo para el resto de la sociedad. 

Entendemos que, de ser ciertas las informaciones que se han recibido en ATEA, Badajoz debe dar un drástico y urgente giro en su política de protección animal. En dicho sentido, y por obtener datos de primera mano de ese Ayuntamiento, hemos trasladado al alcalde las siguientes preguntas:  

  1. 1.¿Qué campañas concretas ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Badajoz con miras a paliar el abandono reiterado y masivo de animales de compañía? 
  1. 2.¿Cuantas sanciones interpuso el Consistorio durante el pasado año 2012 por abandono o maltrato animal? ¿Y cuántas por temas relacionados con higiene pública? 
  1. 3.¿Tienen constancia de las frecuentes muertes de animales en el Centro, sin que reciban estos el oportuno tratamiento veterinario? 

Esperamos que el Ayuntamiento de Badajoz se digne trasladarnos una oportuna y rápida contestación, para que podamos por nuestra parte hacernos una idea lo más objetiva posible sobre tan alarmante situación.


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top