LA CRIMINAL DESATENCIÓN DE LA GATA JUANI NO QUEDARÁ IMPUNE

Nuestra asociación desea manifestar su satisfacción por el buen transcurrir de las denuncias interpuestas hace un mes ante la gravísima desatención que sufrió una gata en un domicilio situado en el centro de la capital vizcaína. Como se recordará, cuando el animal fue recogido de la calle, tenía incrustado alrededor de la carne del cuello su propio collar (incluido un cascabel metálico), lo que le había provocado una severa infección. Todo apunta a que Juani (es su nombre actual) acababa de precipitarse al vacío desde un segundo piso de la Calle Concepción. Según algunos vecinos, en el inmueble vive al menos una persona, quien se ausenta con frecuencia durante largos espacios de tiempo, dejando allí a un grupo de animales (presumiblemente gatos).

Si deseas que sigamos denunciando semejantes atrocidades, APÓYANOS.

ATEA presentó entonces sendas denuncias: una administrativa, ante el Ayuntamiento; y otra penal, en la comisaría central de la Ertzaintza en Gasteiz. Pasado este tiempo, se nos confirma que la denuncia penal ha sido admitida a trámite, estando previsto el correspondiente juicio contra el presunto maltratador para el próximo 19 de septiembre, en Bilbao. Por otro lado, un técnico del Ayuntamiento nos ha confirmado telefónicamente que se ha incoado un expediente sancionador contra la misma persona, al tiempo que la Policía Local sigue intentando acceder al domicilio, para constatar que los animales que pueda haber en su interior se encuentren en buen estado.

Tras superar una fuerte crisis infecciosa, Juani se recupera lentamente, aunque sigue necesitando frecuentes curas. Mientras tanto, la asociación que se ocupa de ella (Felinos Bilbao) le busca un hogar definitivo donde por fin pueda disfrutar de una familia, tras haber conocido lo peor de los seres humanos.  


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top