NUESTRAS PROPUESTAS PARA GASTAR DINERO EN VITORIA…

GATO ASEO

 

Hemos participado recientemente en el foro público del Ayuntamiento de Vitoria‑Gasteiz para proponer el destino del dinero común en materia de protección animal. Entendemos que una sustancial mejora del espacio donde se albergan en la actualidad a los animales sin hogar resulta prioritaria, por lo que nuestra batería de propuestas es la siguiente:

  1. Ampliación y mejora del Centro de Protección Animal de Armentia (CPA), sin que dicha partida quede supeditada a la venta de suelo.
  1. Esterilización protocolaria de todos los gatos y perros de ambos sexos que se adopten del CPA. 
  1. Microchipado de los gatos adoptados del CPA. 
  1. Abono por parte del Ayuntamiento de todos los gastos ocasionados por tratamientos veterinarios externos de los animales albergados en el CPA. 
  1. Contratación de un profesional veterinario a tiempo completo con dedicación exclusiva al CPA. 

              

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo a los animales

Comentario (0) Impresiones: 455

ENCUENTRO ENTRE EL MUSEO GUGGENHEIM BILBAO Y ATEA

MGB mamá

 

Recientemente tuvo lugar un encuentro entre el Museo Guggenheim Bilbao y ATEA (Asociación para un Trato Ético con los Animales), en respuesta a la petición cursada por esta entidad. La reunión ―celebrada en las oficinas del Museo― se alargó durante más de dos horas, y en ella ambas partes intercambiaron argumentos y debatieron sobre sus respectivos puntos de vista en torno a los límites debidos en el uso de los animales en la sociedad en general y en el arte en particular. Lógicamente, las intervenciones giraron de manera concreta en torno a las dos obras de la exposición Arte y China después de 1989: El teatro del mundo que recientemente han suscitado polémica por mostrar seres vivos.

ATEA solicitó formalmente al Museo la retirada de dos de las obras exhibidas, debido al maltrato que ―según la entidad― implica el manejo de animales en tales circunstancias, así como la adopción de un Protocolo de Buenas Prácticas que incluya la no presencia de animales vivos en las obras expuestas en el centro.

Las obras que nos conciernen son, por un lado, Un caso de estudio de transferencia (1993), de Xu Bing, un vídeo donde aparece una pareja de cerdos apareándose en una granja; y, por otro, la instalación conformada por El Puente y El teatro del mundo (1993), de Huang Yong Ping, consistente en un gran terrario que alberga insectos y reptiles vivos. En este sentido, ATEA considera que “en ambos casos puede deducirse razonablemente que la exposición de animales en tales circunstancias afecta a los animales en general, puesto que refuerza el ideario social sobre dicho colectivo, confiriendo a sus miembros un muy bajo estatuto moral. Y desde una perspectiva 'individualista' ―aquella que prioriza los intereses de cada individuo sobre los de la especie a la que pertenece―, entiende que resulta ontológicamente imposible utilizar de esta forma animales sin que afecte en algún grado a sus intereses más elementales: estrés, manejo físico, traslados, posibles percances…”

Al hilo de esta petición, el equipo del Museo expresó su respeto por la opinión de ATEA, opinión que sin embargo no comparte, puesto que se han extremado las medidas para evitar cualquier tipo de sufrimiento de los seres vivos. En este sentido, el Museo notificó a ATEA que, más allá de los límites legales, que lógicamente se cumplen, la institución se rige por su propio Código Ético, que recoge [en su página 4] de forma específica: “Si las obras de arte incluyeran animales vivos, se velará por su bienestar”. De acuerdo con ello, el Museo explicó las medidas concretas adoptadas, con el asesoramiento de expertos biólogos y veterinarios, quienes, además, se encargan a diario de la supervisión, cuidado y alimentación de los insectos y reptiles fuera del horario de apertura al público. Cabe añadir a todo ello que el Museo consensuó en su momento con el artista las condiciones que deberían tener los insectos y reptiles de cara a minimizar su nivel de estrés, mejorando de forma ostensible respecto al proyecto matriz. Algunas de estas medidas son la selección de especies que conviven bien entre sí o la disminución de la densidad de población en los terrarios.

Aunque ATEA no avala ninguna de las obras objeto de polémica, reconoce que los animales no se devoran entre sí, y que el Museo se ha esforzado en ofrecer a los animales el máximo bienestar, dadas las circunstancias. Pero son precisamente esas 'circunstancias' el punto de desencuentro: que se recurra a animales (vivos en este caso) como elemento de la expresión artística. De hecho, ATEA reconoce que ambas partes coinciden en un “noventa por ciento”, por cuanto al respeto que merecen los animales en calidad de seres sensibles. Lo cual es, sin duda, una conclusión muy gratificante.  

Tras un interesante intercambio de opiniones y posterior visita a la exposición, ambas partes acordaron emitir un comunicado conjunto, para trasladar a la opinión pública lo más sustancial del encuentro. La conclusión de este fue que, si bien hay discrepancias en algunos aspectos, ambas entidades coinciden en varios puntos clave:

1. El rechazo al maltrato animal.

2. El compromiso ético de evitar dicho sufrimiento en las exposiciones del Museo.

3. El reconocimiento de que la expresión artística como actividad social debe tender siempre a evitar cualquier tipo de daño a los seres vivos.

4. El arte tiene necesariamente ciertas 'líneas rojas', que desde luego incluyen en según qué casos a los animales.

5. Los hechos que han propiciado el intercambio de pareceres y sensibilidades deben suponer de facto la apertura de una nueva vía para seguir trabajando en el ámbito de la protección animal por ambas partes.

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo a TODOS los animales. ¡Gracias!

Comentario (0) Impresiones: 115

GRATIFICANTES 'JORNADAS ANIMALISTAS' EN MIRANDA DE EBRO (BURGOS)

JORNADA ANIMALISTA MIRANDA 2018

 

Se han desarrollado recientemente las II Jornadas Animalistas de Miranda de Ebro (Burgos), con muy satisfactorios resultados, lo cual anima a sus promotores (Área Local de Protección Animal de Izquierda Unida) a repetir experiencia el año próximo.

La organización tuvo el detalle de invitar a ATEA para hablar sobre la cuestión de la denuncia en el campo de la protección animal. La cosa se presenta sencilla y compleja a la vez, pues aquí hay mucho sentimiento y quizá no tanta racionalidad. De hecho, demasiada gente Seguimos sin saber qué es y qué no es una denuncia, por sorprendente que parezca. Además, deben estas diferenciarse desde su propia naturaleza, evitando así un tiempo que es oro puro en el terreno que nos ocupa. Y, por qué no decirlo, nos ahorraremos disgustos y dolorosas frustraciones si tenemos claras ciertas cosas elementales.

Gratificante experiencia, como siempre, que sirvió también para estrechar lazos emocionales con compañeros y compañeras de lucha. ¡Hasta la próxima!

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo los derechos de TODOS los animales. ¡Gracias!

Comentario (0) Impresiones: 121

¡BASTA YA DE USAR ANIMALES EN EL ARTE!

GUGGENHEIM EXPOSICIÓN 2018

 

Deseamos mostrar públicamente nuestro su disgusto ante la presencia de una instalación artística en el Museo Guggenheim Bilbao, consistente en un gran terrario donde numerosos animales (reptiles e insectos) convivirán a diario ante el público. En tal sentido, cabe reseñar que esta misma exposición fue retirada de su sede en Nueva York hace apenas unos meses, tras una avalancha de protestas contra toda forma de arte con indeseables consecuencias para terceros.

Consideramos que el habitual recurso a la 'libertad de expresión' apenas es una burda excusa con la que maquillar lo que en realidad supone una agresión gratuita, que mantiene animales estresados como meros elementos de atrezzo, obviando por tanto su naturaleza sensible. Parece evidente que dichos animales están mucho mejor en sus respectivos hábitats naturales que en una sala pública bajo la mirada de curiosos. En ningún caso puede defenderse tal falta de sensibilidad bajo la espuria idea‑fetiche de la 'libertad'. En dicho sentido, resulta como mínimo contradictorio (y egoísta) que el autor y sus valedores recurran al manido argumento de la libertad propia, basada ahora en la negación de la libertad ajena: la de unos animales que aspiran a algo tan razonable como ser respetados (dejados en paz). 

Así las cosas, bien podemos aventurarnos en el proceloso ―y 'exclusivizado'― mundo del arte moderno, para categorizarlo hasta el infinito, incluyendo por supuesto el género del arte criminal. Podría ser el caso, desde luego. Porque, como hemos manifestado hasta la extenuación durante las últimas décadas, simplemente no existe un 'sufrimiento animal' y a la par un 'sufrimiento humano', sino que todo padecimiento resulta idéntico ―por indeseable― para la víctima, con independencia de la especie. Y que sea trivial (evitable) añade un punto perverso al escenario.  

Ha de quedar por tanto claro que nuestra organización se opone sin fisuras a cualquier forma de libertad si ello afecta a terceros, más aún si se trata de seres inocentes. Creemos que defender la libertad per se aparece como una más de las 'idioteces intelectuales' que inundan la sociedad contemporánea, por lo que se impone luchar con denuedo contra esta nueva forma de nihilismo moral.

Asimismo, desde ATEA invitamos a la ciudadanía a que exprese como entienda oportuno su rechazo a la citada exposición, que también incluye un vídeo donde dos cerdos (convenientemente decorados para la ocasión con letras orientales y latinas) copulan ante un público inane. Aunque en este caso se trata de una grabación, consideramos por igual que banaliza la dignidad y los intereses animales, tan 'porcinos' estos para ellos como pudieran serlo 'humanos' para nosotros mismos en su papel.

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo a TODOS los animales. ¡Gracias!

Comentario (0) Impresiones: 168

SIEMBRA Y COSECHA…

HIERBA FRESCA

 

Nuestra asociación no rescata animales, ni gestiona un refugio, ni se infiltra en naves industriales en busca de imágenes clandestinas, ni organiza manifestaciones… Sin duda, todo eso es estupendo; pero alguien tiene que partirse el alma en los despachos, interponer denuncias, asesorar sobre cómo actuar ante determinados escenarios, participar en foros públicos, convencer a este y al otro de un deseable cambio de mentalidad, seducir a las administraciones sobre la nueva realidad social del animalismo… Todo esto y mucho más hacemos desde ATEA. Quizá no sea una labor tan estruendosa y perceptible como otras, pero supone el andamiaje para que las cosas cambien desde su mismos cimientos. O eso creemos nosotros.

Por ejemplo, hemos participado de forma activa durante los últimos meses en aras de un cambio de legislación proteccionista en Euskadi. Sembrada la semilla, ahora toca esperar resultados.

 

Solo con TU APOYO podremos seguir luchando por los animales

Comentario (0) Impresiones: 126

Back to top