CONDENA EN FIRME POR MALTRATO ANIMAL EN LA RIOJA ALAVESA

PERROS ELVILLAR

 

El Juzgado de Instrucción nº 4 de Vitoria‑Gasteiz ha condenado en firme a un vecino de la localidad de Elvillar (Rioja Alavesa) al pago de una multa de 900 euros por maltrato animal.

ATEA denunció en su momento la situación ante la Fiscalía de Medio Ambiente, y APASOS se encargó de la acusación popular durante el juicio (celebrado el pasado mes de octubre). Creemos que esta es una buena muestra de colaboración asociativa en el ámbito que nos ocupa.

Los hechos se vienen sucediendo desde hace años en los alrededores de la citada localidad, donde un vecino mantiene en cheniles infectos a un grupo de perros destinados a la práctica de la caza. A lo largo de este tiempo, los animales han debido soportar un entorno hediondo y carente de la más elemental salubridad, siendo alimentados con una comida deficiente ―además de esporádica― y agua en mal estado. Como es lógico, ambas entidades entendemos que los perros merecen un trato diametralmente opuesto al que la persona ahora condenada les ha dispensado hasta ahora. Así lo ha sentenciado la justicia.

A lo largo de todo este periodo hemos podido constatar una frecuente sustitución de algunos residentes, e incluso el penoso parto de una hembra ―sin atención veterinaria alguna― en plena ola de frío.

A pesar de que el castigo nos parece absurdamente insuficiente, consideramos que supone un paso más en la ardua tarea del cambio de mentalidad social respecto a la consideración que merecen los animales domésticos, pues resultan obvios sus intereses básicos, entre los que sin duda destaca la preferencia por un entorno cálido (en lo físico, pero de manera particular en lo afectivo).

Asimismo, creemos oportuna la ocasión para condenar el uso de animales como meros elementos auxiliares para prácticas letales como la caza lúdica, pues el resultado de la misma resulta doblemente nefasto: por un lado, las víctimas de los disparos; por otro, las víctimas 'instrumentales'. A este respecto, cabe recordar que ―salvo honrosas excepciones―, una mayoría de los perros 'de caza' son considerados simple utensilio, y por ello se les somete a unos sobreesfuerzos y a un trato que desde luego no merecen.

 

Solo con TU APOYO podremos seguir luchando por los animales


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top